ACABADOS PARA LA MADERA: POLIURETANO

El poliuretano es un polímero utilizado en una amplia gama de procesos industriales. Su composición es el resultado de una mezcla de poliol e isocionato (Son líquidos que a temperatura ambiente, producen una reacción química que da lugar a una estructura sólida, uniforme y muy resistente).

En la actualidad encontramos poliuretano en muchas aplicaciones desde pinturas sintéticas para el sector automotor, fabricación de espumas, paneles acústicos, elementos de piel integral entre muchos otros.

El poliuretano es muy utilizado hoy en día para el recubrimiento de muebles. Mediante un tipo de barniz ofrece la mayor adherencia y resistencia al calor, los golpes y arañazos. Suele ser utilizado en el sector de la arquitectura para otros usos como lo son el acabado de pisos, puertas, cocinas integrales, superficies de madera, mesas entre otros muebles.

Muebles
Aplicación para gabinetes en cocinas Integrales

La aplicación del este material da un aspecto brillante ya sea a la madera natural o a los tableros aglomerados, puesto que tiene una alta resistencia a la luz solar ya que el color no cambia ni se deteriora con el paso del tiempo, tiene resistencia a la exposición de algunas sustancias químicas.

Los acabados en este material suelen ser brillantes – mate o semibrillantes. Existe una amplia variedad de colores. Este material tiene una gran acogida debido a su razonable costo en comparación con las láminas de alto brillo. Por ser un material versátil se le confiere un alto protagonismo en el acabado de superficies debido a su alta resistencia, durabilidad y estética.

Muebles para el hogar

EL SELLO VERDE EN LOS TABLEROS AGLOMERADOS

El mercado actual es muy exigente por lo la cual muchas organizaciones con los años han venido demandando a sus proveedores el uso de materias primas que sean sostenibles y amigables con el medio ambiente con el propósito de que una vez concluida la vida útil de un producto este se le permita realizar algún tipo de tratamiento para pueda reciclarse, reutilizarse o descomponerse de manera natural.

En el sector de la fabricación de muebles, los tableros más utilizados son: el aglomerado (Tablex), de fibras media densidad (MDF)  y contrachapado (Formica). Los anteriormente mencionados poseen diferentes características tanto físicas como químicas, las cuales le permiten que cada material tenga una aplicación diferente durante el proceso de la manufactura del mobiliario. Los tres tipos de tableros están elaborados con fibras de madera compactados  con adhesivos sintéticos o en algunos naturales.

Estos procesos químicos han venido transformándose en la última década y en la actualidad el proceso de degradación ha venido disminuyendo pasando de la utilización de adhesivos químicos de compactación altamente tóxicos como el urea-formaldehído y el fenol-formaldehído que inhiben la biodegradación de los tableros; al uso de materiales naturales con fibras poliméricas como la lignina que al elevar su temperatura tienen una similitud al plástico lo que les brinda mayor resistencia. 

De Igual manera se está implementando el uso de otras fibras vegetales a partir de plantas como el Bambú, La caña de azúcar, las hojas de plátano, entre otros con el propósito aumentar la biodegradación de los tableros sin que esto afecte su resistencia, durabilidad, calidad y lo más importante que sean completamente sostenibles.