BIOSEGURIDAD EN LOS ESPACIOS DE OFICINA

El Covid-19 plantea una nueva “normalidad” para muchas empresas en Colombia. Ante la inminente crisis económica actual a causa de esta pandemia, los empresarios que han sobrellevado esta crisis se han visto en la obligación de hacer inversiones en su infraestructura con el fin de garantizar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad para de esta manera proteger la continuidad sus operaciones y asegurar la vida e integridad del capital humano a su cargo.

Es por esta razón que para la reincorporación del personal que venía trabajando desde finales de marzo en la modalidad de teletrabajo y continuar de esta manera con sus labores nuevamente desde la oficina, se plantean nuevas alternativas que permitan mantener el distanciamiento social incluso en los espacios de oficina.

En el caso de las oficinas abiertas en donde suelen trabajar 6 o más personas en puestos de trabajo tipo isla, la alternativa más conveniente que se presenta para la optimización de estos espacios es el uso de pantallas que dividan los puestos entre sí de manera frontal y lateral. Entre los materiales más usados tenemos Acrílico y Vidrio laminado. Los soportes de estos divisores pueden ser en aluminio o acero inoxidable. La altura puede variar de los 40 a 50 cms. Las pantallas son funcionales de igual manera para zonas de atención al cliente y recepciones.

Pantallas en acrílico
Pantallas en vidrio
Protectores para recepciones y puntos de atención al publico

Otra solución que se han planteado algunas empresas es la separación de los puestos de trabajo. A causa del despido de empleados, los espacios en las oficinas se han visto repentinamente desocupados permitiendo de esta manera la reutilización y acondicionamiento del mobiliario existente con una nueva distribución que cumpla con los protocolos de Bioseguridad para guardar el distanciamiento social en el lugar de trabajo.  Cabe destacar que los diseños de muebles actuales para oficina son completamente modulares y en muchos casos se pueden adaptar a nuevos espacios haciendo uso de elementos existentes y en algunos casos complementándolos con accesorios y piezas nuevas.

La llegada del Coronavirus ha propiciado muchos cambios y nuevos retos en el diseño de espacios para oficina; por otra parte, las nuevas modalidades como lo son el teletrabajo a corto plazo están afectando el desarrollo de la industria, generando una nueva percepción del ambiente empresarial que se restringe al uso de herramientas tecnológicas para la comunicación y de esta manera ir promoviendo nuevos comportamientos en la manera en que nos comunicamos.  El contacto humano entre los empleados es y seguirá siendo crucial para el desarrollo de las organizaciones puesto que fomenta el trabajo en equipo y la competitividad en el campo laboral.

EL SELLO VERDE EN LOS TABLEROS AGLOMERADOS

El mercado actual es muy exigente por lo la cual muchas organizaciones con los años han venido demandando a sus proveedores el uso de materias primas que sean sostenibles y amigables con el medio ambiente con el propósito de que una vez concluida la vida útil de un producto este se le permita realizar algún tipo de tratamiento para pueda reciclarse, reutilizarse o descomponerse de manera natural.

En el sector de la fabricación de muebles, los tableros más utilizados son: el aglomerado (Tablex), de fibras media densidad (MDF)  y contrachapado (Formica). Los anteriormente mencionados poseen diferentes características tanto físicas como químicas, las cuales le permiten que cada material tenga una aplicación diferente durante el proceso de la manufactura del mobiliario. Los tres tipos de tableros están elaborados con fibras de madera compactados  con adhesivos sintéticos o en algunos naturales.

Estos procesos químicos han venido transformándose en la última década y en la actualidad el proceso de degradación ha venido disminuyendo pasando de la utilización de adhesivos químicos de compactación altamente tóxicos como el urea-formaldehído y el fenol-formaldehído que inhiben la biodegradación de los tableros; al uso de materiales naturales con fibras poliméricas como la lignina que al elevar su temperatura tienen una similitud al plástico lo que les brinda mayor resistencia. 

De Igual manera se está implementando el uso de otras fibras vegetales a partir de plantas como el Bambú, La caña de azúcar, las hojas de plátano, entre otros con el propósito aumentar la biodegradación de los tableros sin que esto afecte su resistencia, durabilidad, calidad y lo más importante que sean completamente sostenibles.

SOLUCIONES DE CONECTIVIDAD PARA LOS ESPACIOS DE OFICINA

La innovación se ha convertido en una ventaja competitiva en el mercado de muebles para oficina. Razón por la que muchas organizaciones buscan mejorar la estética y funcionalidad de los ambientes de trabajo.

La metodología agile hace referencia a productos diferentes de los comúnmente conocidos que salen completamente del esquema tradicional y que se encuentran en constante evolución adaptándose  a las nuevas necesidades de los usuarios.

Al hablar de los espacios agile nos referimos a espacios disruptibles, apetecibles, funcionales, inclusivos que tienen la capacidad de influir cambios en el  comportamiento de las personas y que afectan de manera positiva la competitividad de un equipo de trabajo. Los elementos que integran dicho espacio demandan información sobre el uso de cada componente, el mobiliario, materiales, colores, iluminación, formas, proporciones, por último y lo más trascendental para una empresa “métodos de conectividad para acceder a la información”

Estos métodos van muy de la mano con el mobiliario que se disponga en una oficina; una buena combinación de estos elementos transmitirán seguridad, confort y sentido de pertenencia a la organización, caso contrario causará agotamiento, incomodidad y en el peor de los casos enfermedades  laborales que puedan conllevar a graves sanciones por parte de los entes encargados de la seguridad y el bienestar laboral.

Los puestos de trabajo y las mesas de juntas actualmente plantean el gran desafío de conectar al usuario con gran variedad de servicios lo que implica manipular una gran cantidad de cables y puertos de conexión. En el mercado existen diferentes soluciones integrales  para  la conectividad en las oficinas sin dejar cables visibles y que conservan la estética de los espacios ofreciendo facilidad para instalar y que en verdad son muy versátiles, estos incluyen: conexiones inalámbricas, de electricidad, voz, datos y con muchos componentes multimedia (VGA – HDMI – USB).

EL CABLEADO ESTRUCTURADO:

Es un sistema de conectores, cables,  dispositivos con canaletas o vértebras que hacen parte de una red local cuya función principal es transportar señales desde distintos emisores hasta diferentes puntos de conexión. La estructura está compuesta por un sistema de cables protegidos y otros no protegidos (STP y UTP) que se conectan a un servidor.

GROMMETS:

También conocidos como cajas de conectividad inteligentes, son un accesorio metálico troquelado el cual se puede empotrar sobre una superficie bien sea una mesas de  juntas  o un puesto de trabajo, se pueden configurar con diferentes sistemas: Electricidad, datos, teléfono y multimedia. Funcionan con métodos abatibles mediante sistemas de presión tipo Push, fijos con tapa o abiertos.

Los elementos anteriormente mencionados sirven para ejemplificar cómo puede un espacio ser agile. Para ello no se requiere de una enorme  inversión puesto que este estilo se asocia mucho al concepto  minimalista que predomina el diseño de los espacios hoy en día.

Espacios libres y limpios